Dirección: Jr. Mayta Cápac N° 1385 - Jesús María | Teléfono: 266-0777 | Lima - Perú

logo

Radio Libertad 820 AM - Desde 1945

IRLANDA DEL NORTE: 55 POLICÍAS HERIDOS EN CHOQUES ENTRE UNIONISTAS Y REPUBLICANOS.

Arde el Ulster. Belfast vive la semana más violenta en años con el lanzamiento de cócteles Molotov y el incendio de autos en plena escalada de tensión por el Brexit.

Los “muros de la paz” de Belfast se convirtieron en escenario de los mayores enfrentamientos entre unionistas y republicanos de los últimos años, con un total de 55 policías heridos en los disturbios que duran ya una semana.

La situación alcanzó el clímax en la noche de ayer, cuando un grupo de enmascarados secuestró un autobús sin viajeros y lo lanzó envuelto en llamas por la emblemática Shankill Road, en una incendiaria secuela del conflicto del Ulster.

La capital de Irlanda del Norte vivió la noche más intensa de enfrentamientos en las calles, tras las protestas iniciadas por la decisión de la fiscalía de no actuar contra los 1.500 asistentes al funeral del ex miembro del IRA Bobby Storey, en violación de las restricciones de la pandemia.

El malestar creado desde inicios de año, con la implantación de controles aduaneros entre Irlanda del Norte y el resto del Reino Unido por el Brexit, ha contribuido también a una escalada de la tensión y ha sacado a la calle a los grupos paramilitares unionistas. El “premier” Boris Johnson y el “taoiseach” irlandés Micheál Martin pidieron al unísono “el fin de la violencia” e hicieron una llamada conjunta al “diálogo”.

La ministra principal Arlene Foster, criticada por haber alimentado la ira unionista con su oposición al Protocolo de Irlanda y con las críticas a la policía por su doble rasero, hizo finalmente un llamamiento a la población y convocó una reunión de urgencia de su gabinete y de la Asamblea de Stormont este jueves.

“No hay justificación para la violencia”, escribió en twitter Foster, líder del Partido Democrático Unionista (DUP). “Lo que estamos viendo no representa al unionismo. Estas protestas son una humillación para Irlanda de Norte y solo sirven para desviar la atención sobre los auténticos violadores de la ley de Sinn Fein”.

Los disturbios empezaron hace una semana en Belfast y se propagaron por localidades como Newtownabbey y Carrickfergus. La policía actuó como muro de contención entre las facciones unionistas y republicanas, y más de 40 agentes tuvieron que ser asistidos por heridas de diversa consideración durante el fin de semana. En contraste, solo hubo una decena de detenidos.

Redacción: Melanni Miranda.

Vacancia presidencia: Los primeros golpes que sufre la economía peruana tras la decisión del Congreso

Leslie Shaw envía mensaje por la crisis política: “No ensucies mi himno, no ensucies mi bandera”

IPHONE 12: DISEÑO ATRACTIVO Y APUESTAS DE FUTURO PARA UN BUEN TELÉFONO BASE