Miércoles, 17/7/2019 | 7:05 UTC+0

¿Cómo desafían las dificultades en las grandes compañías de la tecnología?

Redactado por José Manuel Canales                Foto: Internet

Varias de las compañías que hoy son los principales referentes tecnológicos se han ganado un lugar entre la competencia gracias a sus desarrollos e innovaciones, pero su legado no se construyó sin tropiezos en el camino. Para directivos de empresas como Netflix, Facebook o Apple, superar una crisis que parecía ser el final de todo lo que habían trabajado es de los retos más difíciles que han tenido que hacer. ¿Cómo lograron todo esto?

Todo nace por una gran idea.

Netflix, el servicio de series y películas por “streaming” no siempre tuvo el reconocimiento por la que hoy se le conoce. La idea que tuvieron originalmente sus fundadores Marc Randolph y Reed Hastings les pareció absurda para los a los inversionistas en un inicio, quienes condenaron el negocio no tendría éxito.

En 1999, los ejecutivos lanzaron un servicio de suscripción de películas en DVD por correo postal. Su idea se basaba en que los suscriptores ordenaran a través de internet los títulos que deseaban ver y estos llegaran por domicilio hasta sus hogares. Pero en aquel entonces Blockbuster estaba en su mejor momento y eran quienes se llevaban la mayoría de los alquileres de películas.

Netflix continuó perfeccionando su plataforma web y en 2011 dejaron el alquiler y su servicio quedó únicamente en el “streaming”. Perdieron 800.000 abonados en un solo trimestre. La propuesta de la compañía estaba adelantada en el tiempo, pues la lejanía con la tecnología de muchos hogares fue su mayor dificultad, sin embargo, solo fue cuestión de tiempo para que la idea se acople a los hábitos de consumo de nuestros días.

Cuando gobernabas y luego aparecieron las nuevas empresas  

Para la gran mayoria, Facebook es el gran padre de las redes sociales. La plataforma creada por Mark Zuckerberg cuenta con una base de usuarios de al menos 2.200 millones que la posicionan como una de las más usadas en el mundo.

Cuando fue lanzada en 2004, Facebook tuvo tal impacto que al año llegó a expandirse en todo el mundo y aunque parecía imparable, con el tiempo llegaron otros competidores que también fueron ganando terreno en poco tiempo.

Redes como Snapchat, WhatsApp, Instagram y Twitter se hacían cada vez más populares, mientras que Facebook caía, pero con el capital ya abonado la compañía decidió expandirse. ¿Cómo? Absorbiendo a su competencia. Tras migrar hacia las aplicaciones móviles y presentar varias actualizaciones en su interfaz, la empresa de Mark Zuckerberg compró en 2012 a una de sus principales rivales: Instagram. Dos años después hizo lo mismo con WhatsApp.

Comenta esta noticia

No publicaremos tu correo. Ingresar los campos marcados con ( Obligatorio )

*