Martes, 23/7/2019 | 7:27 UTC+0

PLANTAS PARA MARTE

  📷 Foto: Pixbay

 ✍ Artículo: Bruno López Torres

 

El pasado 3 de enero, la sonda china Chang´e-4 había llegado a nuestro único satélite natural.
El alunizaje fue perfecto, se habían recorrido los 38400 km en un periodo de 27 días. Lo cautivador aún no ha sido mencionado: esta es la primera misión que toca la superficie del lado oscuro lunar; pero además, tiene como propósito instaurar vegetación en Marte, pasando como primer obstáculo de experimento la Luna.
La nave consiguió que la planta, la cual se encontraba dentro de una vasija especial brote días después de su llegada; sin embargo, la noche lunar impidió que esta pueda prolongar su periodo de vida.
Una noche en la Luna corresponde a dos semanas en nuestro planeta, durante este tiempo todos los sistemas en la cápsula fueron apagados para reservar su energía, la planta dejó de recibir agua y su fallecimiento, como ya se tenía presumido fue inminente.

¿Por qué no se eligió Venus?
Surge esta pregunta ya que Venus se ubica bastante cerca a nuestro planeta en comparación a los demás cuerpos celestes del sistema solar (es el más próximo), lo encontramos a 26 millones de millas, mientras que Marte a cerca de 34. Venus es casi del mismo tamaño de nuestro mundo, le dicen ´la Tierra en amarillo´, posee cerca del 85% de la masa terrestre y 90% de nuestra gravedad, diríamos que es como un hermano gemelo, pero de otro color. Estos datos hicieron pensar alguna vez en NASA que se podría establecer vida en su interior; no obstante, el gran problema que denegó rotundamente esta idea fue el calor.
La temperatura es de 864° Fahrenheit = 462° Celsius, la Tierra en promedio tiene 57° Fahrenheit = alrededor de 14° Celsius, pero además estos valores promedios en Venus se expanden en todas las partes del planeta, y es que su atmósfera no permite que el calor pueda escapar de él, Carl Sagan sabía cuando llamaba a Venus y no a Mercurio (el más cercano al Sol) ‘el infierno del sistema solar’.
El otro gran  impedimento de vida es su presión atmosférica de 92 bar, en la Tierra contamos con apenas con 1 bar. Esto quiere decir que si intentaríamos pisar la superficie de Venus seríamos aplastados además de desintegrados.
A finales de los sesentas la Venera 4, sonda espacial soviética, se convirtió en la primera nave espacial en brindar un análisis exitoso y detallado del entorno atmosférico de otro planeta, había llegado al mundo amarillento, la cápsula soltó su sistema de paracaídas cuando entró en la atmósfera venusina en octubre de 1967.

                                                                                         Foto: Pixbay

Marte ya se empezó a analizar, quizás aún no con pinzas, pero si se ha dado pasos muy importantes, como por ejemplo encontrar un compuesto de agua salada de 20 km de largo en su polo sur en 2015 como se muestra en la imagen de abajo.

                                                          Polo Sur marciano / Foto: sonda Mars Express en 2015.
Composición del planeta
Su nombre hace honor al dios de la guerra de la mitología romana, cuenta con un par de lunas (Fobos y Deimos) y largos valles, lo admirable es que son idénticos a los desiertos terrestres. Con el equipo adecuado se podría sobrevivir, no quiero ser pesimista, pero aquí viene otra dificultad: La energía solar; la cantidad que recibe Marte es casi la mitad que la Tierra, y además constantemente aparecen las largas tormentas de arena que cubren todo lo que se pone en frente, incluyendo la energía solar en el planeta. Los robots justamente se alimentan de energía, y es bastante delicado exponerlos a este ambiente. En resumen, cualquier objeto que se mande al exterior va a necesitar energía para funcionar.La idea sería vivir en Marte cuando ya no se pueda en la Tierra, pero dentro de la superficie, construir bases subterráneas, forrarlas con CO2 y piedras para evitar la radiación de los rayos ultravioletas; pero pasar la vida dentro una cabina no se ve muy amigable, NASA tiene el concepto de que Marte no es lugar para asentarse, todo lo que hay en el planeta tratará de matarnos.
Por esta razón, si es que la Tierra algún día queda afectada por una guerra o deteriorada por contaminación, sería mucho más fácil reponer nuestro daño que colonizar un nuevo lejano hogar.
La bandera de Marte

 

 

No tiene un carácter oficial, pero el Mars Society y la Sociedad Planetaria han dado doble check de aprobación, en diciembre de 1999, John Mace Grunsfeld fue el primer astronauta en llevar la bandera alienígena al espacio en la misión STS-103.
¿Por qué los tricolor?  La elección se debe a la trilogía de Kim Stanley Robinson: Marte Rojo, Marte Verde y Marte Azul, cada libro explica la manera de tener vida en el planeta, el primer tomo describe su estado actual, un globo rojizo, el segundo ¿cómo plantar en Marte?, y el último al planeta como un mundo azul, idéntico al que vivimos hoy en día.

Comenta esta noticia

No publicaremos tu correo. Ingresar los campos marcados con ( Obligatorio )

*