Miércoles, 17/7/2019 | 6:53 UTC+0

LA PERCEPCIÓN DE LOS COLORES

 

 

📷 Foto: Pixbay

✍ Artículo: Bruno López Torres

 

Podemos explicarle los colores a un ciego que nunca pudo ver la luz, él nos escuchará con gran atención, sin embargo, jamás entenderá el tema a plenitud. Aclaro que no por falta de inteligencia, no malinterpretemos la idea. Un ciego de toda la vida no sabe qué es rojo, verde, ni un arcoíris, lo puede imaginar con números, o alguna otra referencia, pero lo que lamentablemente nunca pudo ver resulta incapaz de ser guardado como imagen en su mente.

El blanco no absorbe ningún color y refleja todos, es decir: cuando tenemos todos los colores al mismo tiempo reflejados, todo va a derivar en blanco.
¿Qué pasa contigo blanco? – Cuando la luz cae sobre él, no se calienta tanto ya que no hay energía que retenga a los colores, simplemente son reflejados.
¿Y con el color negro?  Aquí sucede lo contario, el negro absorbe todos esos colores y no refleja ninguno. A más colores absorbidos, más energía y eso es lo que genera calor.

Hoy en día la tecnología nos facilita aparatos que permiten ver más allá de nuestro espectro, los cuales traducen las ondas electromagnéticas en colores, estos son instrumentos que nos ayudan a ver los “rayos gamma”, “rayos x” y “rayos ultravioletas”.
Las ondas infrarrojas pueden atravesar objetos, en la imagen de abajo apreciamos un perro en la calle, que podría estar detrás de una pared, pero con el equipo infrarrojo se lo puede ver sin problema. Esta técnica es usada para detectar personas, por ejemplo cuando ocurre un accidente, o una casa se derrumba y resulta extremadamente difícil buscar gente atrapada en los escombros.

La piel produce melanina (pigmento que se encuentra en algunas células del cuerpo y genera coloración en la piel, el pelo y los ojos). Mientras más rayos ultravioleta nos caen, más melanina produce nuestro cuerpo, es por eso que cuando vamos a la playa y tenemos sólo una parte de nuestro torso bañado por los rayos solares, ese sector se pondrá más oscuro que los otros. Sin embargo, usualmente los rayos ultravioletas son más fuertes de lo que el cuerpo puede protegerse, por lo tanto, cuando las células quedan destruidas, nuestro organismo lucha para regenerarlas y manda una enorme cantidad de glóbulos rojos a la parte dañada, esto hace que al momento que alguien se quema un determinado sector de la piel, el color rojo no tarde mucho en aparecer sobre la zona afectada.

Mi microondas
Otras son las microondas. Se había relacionado por años  estas ondas como las artífices del cáncer de piel, pero en realidad lo que causa esta enfermedad no son las mismas ondas, sino lo que insertamos dentro del electrodoméstico de cocina al calentar nuestra comida, como por ejemplo cuando los alimentos son calentados en bolsas o envases de plástico. El calor deriva este material a nuestra merienda, y al ingerirla resulta dañino.
¿Y cómo sabemos que pararse frente al microondas no produce cáncer?
En la década del 90 muchas familias contaban con microondas. Hoy en día, somos dueños de un aparato que transmite la misma frecuencia de ondas que nuestro calentador de comestibles: el router de Wifi.
El modem inalámbrico genera la misma frecuencia de ondas, con menor intensidad, pero constantemente, ya que el internet en nuestras casas lo usamos todos los días del año. En los años noventa entró la fuerte idea de prohibir estos dispositivos, en ese entonces no eran tantos. Pero los tiempos cambiaron, actualmente por cada cuadra que caminemos vamos a encontrar como mínimo dos o tres routers en cualquier parte del mundo que se habita.

La respuesta a la pregunta es que hoy casi tres décadas después la cantidad de estos mecanismos se ha incrementado astronómicamente, entonces también debió haber aumentado de la misma manera la cantidad de afectados por cáncer, y eso no ha ocurrido. Por lo tanto, podemos estar tranquilos y disfrutar responsablemente del servicio internet, ya que esta nueva tecnología no es la que está ocasionando procesos descontrolados en nuestras células.

 

Comenta esta noticia

No publicaremos tu correo. Ingresar los campos marcados con ( Obligatorio )

*