Martes, 20/11/2018 | 5:54 UTC+0

DOS MENORES DETENIDOS EN MÁLAGA

Noticias

relacionadas

La Guardia Civil ha detenido en Málaga a dos menores por chantajear a un compañero de instituto quien llegó a pagarles hasta 5.000 euros. Los jóvenes han sido acusados de delitos de amenazas, coacciones y extorsión y el fiscal de la Sección de Menores de Málaga ha solicitado su ingreso un centro de menores. Hay un tercer chico implicado, por el momento solo en calidad de investigado. La actuación se enmarca en la denominada operación Nelli.

Las pesquisas comenzaron tras la denuncia de la madre de la víctima. La mujer descubrió que faltaba buena parte de los ingresos obtenidos en su negocio. Al consultar a su hijo, este reconoció haber usado el dinero para pagar a unos compañeros de instituto que le estaban amenazando y extorsionando desde hace más de seis semanas. Le pedían grandes cantidades económicas a cambio de no divulgar aspectos íntimos de su vida privada. Para evitarlo, la víctima les había pagado hasta 5.000 euros.

El menor también explicó que prefería no salir de casa por miedo a los agresores, que rondaban con frecuencia las inmediaciones de su domicilio y el de sus familiares con el objetivo de vigilarlo. Ello le creaba “un estado de ansiedad que le imposibilitaba salir de la espiral de chantaje a la que estaba sometido”.

Los agentes confirmaron el relato del menor y culminaron la investigación con la detención de los dos compañeros del centro escolar, tomando también declaración a un tercer joven implicado en los hechos. Los menores fueron citados para comparecer ante la Fiscalía de Menores de Málaga que solicitó el ingreso en un centro de menores de los dos agresores detenidos. La operación ha sido llevada a cabo por el Equipo Mujer-Menor (EMUME) de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Málaga.

No es la primera vez. La semana pasada, la Policía había detenido también a dos chicas de 15 y 16 años por acoso escolar a una compañera de instituto después de que la madre de la víctima acudiera a la comisaría con su hija a denunciar el caso. Según afirmó, la menor sufría insultos y humillaciones por parte de dos chicas de su mismo centro educativo desde hacía al menos dos años. Un día a antes de acudir a la policía también la amenazaron de muerte, de ahí que decidiera denunciar. Posteriormente, los agentes detuvieron a las dos menores por su presunta responsabilidad en un delito contra la integridad moral. Tras tomar declaración a los chicos, la Fiscalía de Menores de Málaga decretó su puesta en libertad y entrega a sus tutores legales.

POR: MANUEL LÓPEZ

Comenta esta noticia

No publicaremos tu correo. Ingresar los campos marcados con ( Obligatorio )

*