Viernes, 21/9/2018 | 6:29 UTC+0

REDUCCIÓN A LOS SUELDOS DE LOS POLÍTICOS

La Cámara de Diputados aprobó un tope salarial para la alta burocracia. Ningún secretario de Estado, gobernador, senador, diputado o funcionario público podrá ganar más de los 108.000 pesos que ingresará el próximo presidente de México. La norma también elimina las pensiones que reciben cinco exmandatarios. Estos son dos de los ejes del programa de austeridad prometido en la campaña por el excandidato del Movimiento de Regeneración Nacional  quien logró un resultado histórico el 1 de julio impulsado por su mensaje dirigido a acabar con los privilegios de la clase política.

Los diputados aprobaron con 246 votos a favor y 111 en contra la ley de remuneraciones de servidores públicos. La norma pretende acabar con una vieja y reiterada violación a la Constitución mexicana, que indica en su artículo 127 que ningún funcionario puede ganar más que el presidente, quien hoy tiene un sueldo de 270.000 pesos mensuales (14.000 dólares). López Obrador, sin embargo, prometió a mediados de julio reducirlo más de la mitad.

Los diputados de Morena desempolvaron una norma de hace siete años para dar al próximo Gobierno de López Obrador una de sus victorias más tempranas en el Congreso. El partido, que controla holgadamente la cámara baja con 255 diputados de 500, mostró su prisa por complacer al futuro presidente al descongelar una minuta que dormía el sueño de los justos desde el 8 de noviembre de 2011. En aquel entonces, el Senado envió el proyecto a la Cámara de Diputados que, controlada, por el PRI, nunca la discutió.

La ley aprobada este jueves pretende recortar la abismal brecha salarial, a veces de hasta 17 o 18 veces, que existe entre los altos cargos del Gobierno federal y sus empleados. Pero la norma se convertirá en un quebradero de cabeza para muchos. El Poder Judicial, por ejemplo, donde un ministro de la Suprema Corte ingresa mensualmente más de 300.000 pesos (16.000 dólares), prepara un plan de austeridad para adaptarse a los nuevos tiempos. Las medidas de este programa, sin embargo, ya han sido rechazadas por insuficientes por los senadores de Morena porque solo significan el recorte de 1% de su presupuesto y no afectan los sueldos, dentro de los más altos del sector público en México. La cuarta transformación marcha y acelera rumbo al 1 de diciembre.

POR: MANUEL LÓPEZ

Comenta esta noticia

No publicaremos tu correo. Ingresar los campos marcados con ( Obligatorio )

*