Domingo, 18/11/2018 | 10:21 UTC+0

ESTADOS UNIDOS PROPORCIONARÁ 20 MILLONES DE DÓLARES A MÉXICO

El Gobierno de Donald Trump tiene previsto conceder 20 millones de dólares en ayuda a México para acelerar la deportación de inmigrantes irregulares en ese país y evitar que lleguen a Estados Unidos.Los 20 millones de dólares se utilizarán para deportar hasta 17.000 inmigrantes indocumentados en México, según una notificación del Gobierno estadounidense al Congreso. El Departamento de Seguridad Interior estima que los nuevos fondos pueden propiciar un aumento del 10% en la expulsión de inmigrantes latinoamericanos por parte de las autoridades mexicanas.

Las autoridades mexicanas serán las responsables de detener y deportar a inmigrantes de acuerdo con las leyes nacionales e internacionales, pero será EE UU el que financiará por completo los aviones y autobuses con los que se trasladará a los indocumentados a sus países de origen o ciudadanía.

La inmensa mayoría de inmigrantes irregulares que llegan a EE UU son centroamericanos que viajan a través de México en un desesperado y peligroso periplo. Las estimaciones apuntan a que cada año transitan por México hacia EE UU unas 400.000 personas. Al facilitar las deportaciones en ese país, el objetivo del Gobierno de Trump es que sean menos los indocumentados que llegan hasta la primera potencia mundial. La ayuda también establece que deben expulsarse todos los inmigrantes que sean sospechosos de terrorismo aunque son escasos los de ese perfil.

Trump ha hecho de la demonización de la inmigración un pilar de su presidencia. Ha facilitado las expulsiones y ha restringido programas migratorios, pero muchas de sus medidas más polémicas han quedado estancadas por el rechazo del Congreso, los tribunales o la opinión pública. Su plan de construcción de un muro con México apenas ha recibido financiación de los legisladores y la Justicia le forzó a rebajar su veto inicial a inmigrantes de países de mayoría musulmana. En abril Trump impulsó una polémica directiva de separación de familias de inmigrantes indocumentados en la frontera, pero la presión política y social forzó en junio al presidente a derogarla.

POR: MANUEL LÓPEZ

Comenta esta noticia

No publicaremos tu correo. Ingresar los campos marcados con ( Obligatorio )

*